Los bebés vienen de otro mundo, no metafóricamente, tampoco realmente, es decir, nacen en este mundo pero las ideas y todo lo que traen dentro es de otro lado. Lo que sucede es que se tardan tanto tiempo en aprender nuestro idioma que para cuando lo logran ya han olvidado la mayoría de las cosas que tenían que decirnos. El típico caso del mensajero que se queda a cenar.

 

800 resurrecciones
ABUL8TROMPASABBAS@GMAIL.COM © 2017 Abul Abbas